Hipertensión pulmonar persistente del recién nacido

¿Qué es la hipertensión pulmonar persistente del recién nacido?

La hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (HPPRN) ocurre en los bebés recién nacidos. Ocurre cuando no se produce la transición a la circulación del recién nacido y se mantiene la circulación fetal. Cuando esto sucede, se desvía un gran volumen de flujo de sangre de los pulmones del bebé. Esto a menudo se conoce como persistencia de la circulación fetal.

Durante el embarazo, los pulmones del bebé no intercambian oxígeno y dióxido de carbono, por lo que sus pulmones solo necesitan una pequeña cantidad de sangre para mantener sanos los tejidos. La circulación del bebé envía la mayor parte de la sangre fuera de los pulmones a través de conexiones que hay en el corazón y los vasos sanguíneos grandes.

Después de que el bebé nace, esta circulación cambia cuando el pequeño comienza a respirar aire. El cambio en la presión de los pulmones ayuda a cerrar esas conexiones fetales (previas al nacimiento). Esto redirige el flujo sanguíneo para que se bombee la sangre a los pulmones, lo que ayuda al intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.

Si un recién nacido tiene bajos niveles de oxígeno o dificultades para respirar, puede que estos cambios normales no ocurran, y, debido a eso, la circulación del bebé sigue desviando la sangre de los pulmones. La presión arterial en los pulmones del bebé se mantiene elevada: esta la hipertensión pulmonar persistente del recién nacido o HPPRN.

¿Cuáles son las causas de la HPPRN?

La HPPRN puede ocurrir debido a problemas de los vasos sanguíneos en los pulmones que pueden no haberse desarrollado lo suficiente o haberse desarrollado de manera anormal.  O bien, es posible que los vasos tengan dificultades para adaptarse al aire del exterior después del nacimiento. Puede resultar difícil determinar de inmediato cuál de estas es la causa.

¿Quiénes corren riesgo de tener HPPRN?

Un bebé que tiene un nacimiento difícil o tiene asfixia perinatal puede ser más propenso a tener HPPRN. La asfixia perinatal es una afección que ocurre cuando el nivel de oxígeno es muy bajo.

Aproximadamente 1 de cada 500 a 700 bebés tiene HPPRN. La afección se produce con mayor frecuencia en los bebés nacidos a término o en aquellos que nacen después de la fecha de parto prevista.

Los bebés cuyas madres tomaron determinados medicamentos en la última etapa del embarazo son más propensos a tener HPPRN. Entre ellos se encuentran los antinflamatorios no esteroides (AINE) y los inhibidores selectivos de los receptores de serotonina.

Los bebés que tienen infecciones, como neumonía, o problemas del corazón, de los pulmones o de ambos son más propensos a tener HPPRN.

¿Cuáles son los síntomas de la HPPRN?

Los síntomas pueden presentarse de manera diferente en cada niño. Pueden incluir los siguientes:

  • El niño se ve enfermo al nacer o en las primeras horas después del parto.

  • Los labios y la piel son de color azulado (cianosis).

  • Presenta respiración acelerada.

  • Tiene frecuencia cardíaca acelerada.

  • Tiene bajos los niveles de oxígeno en la sangre mientras recibe oxígeno al 100 %.

Los síntomas de la HPPRN pueden ser parecidos a los de otras afecciones. Procure que su hijo visite al proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la HPPRN?

El proveedor de atención médica de su bebé revisará la salud del niño y los antecedentes del parto, y luego lo examinará. Es posible que su hijo necesite estas pruebas para diagnosticar la HPPRN:

  • Radiografía de tórax. Permite detectar ciertos problemas de los pulmones o del corazón.

  • Análisis de sangre.

  • Mediciones de los niveles de oxígeno. Se medirán los niveles de oxígeno de su bebé en diferentes lugares de su cuerpo. El proveedor de atención médica de su hijo comparará estos niveles para saber si circula sangre a los pulmones de su bebé.

  • Ecocardiografía. Es una imagen ecográfica del corazón y de los vasos sanguíneos. El proveedor la utiliza para observar diferentes estructuras del cuerpo y para medir la presión arterial en diferentes zonas.

¿Cómo se trata la HPPRN?

El objetivo del tratamiento de la HPPRN es incrementar el oxígeno a todos los sistemas y aparatos del cuerpo de su bebé. Si el cuerpo del bebé no recibe suficiente oxígeno, el niño puede tener problemas de salud crónicos.

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general de su hijo. También, de la gravedad de la afección. Entre los tratamientos posibles se encuentran los siguientes.

Oxígeno suplementario

Su bebé recibe oxígeno a través de una mascarilla, de pequeñas cánulas en la nariz o de una cubierta plástica sobre su cabeza.

Tubo endotraqueal

Esta es la mejor manera de suministrar la mayor cantidad de oxígeno posible. Se coloca un tubo en la tráquea de su bebé que lo ayuda a respirar.  

Respirador mecánico

Es un aparato que respira (hace que el aire entre y salga de los pulmones) por su bebé.

Medicamentos

Algunos medicamentos tratan las infecciones, que pueden presentarse junto con la HPPRN. Otros tipos de medicamentos pueden ayudar a que los músculos y los reflejos de su bebé se relajen, lo que mejora la respuesta del niño al respirador. Otros medicamentos pueden ayudar a que el corazón del bebé siga bombeando sangre a los pulmones.

Óxido de nitrógeno

Su bebé puede inhalar este gas que ayuda a expandir los vasos sanguíneos de los pulmones.

Oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC)

Se realiza este procedimiento si su bebé no responde a otros cuidados. Con la OMEC, la sangre de las venas de su bebé se bombea a través de un pulmón artificial. Luego se le agrega oxígeno y se le quita dióxido de carbono. A continuación, la sangre se devuelve a su bebé. Este procedimiento se realiza únicamente en determinadas unidades de cuidados intensivos neonatales especializadas.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la HPPRN?

Cuando se desvía la sangre de los pulmones de su bebé, es difícil para estos órganos intercambiar el oxígeno y el dióxido de carbono. Los bebés con HPPRN tienen niveles bajos de oxígeno en la sangre, incluso cuando inhalan aire con oxígeno al 100 %. Esto puede causarle graves problemas. Todos los órganos de su bebé necesitan un suministro constante de sangre oxigenada. Si no reciben suficiente oxígeno, los órganos de su bebé pueden sufrir daños.

Información importante sobre la HPPRN

  • La HPPRN ocurre cuando no se produce la transición a la circulación del recién nacido y se mantiene la circulación fetal. Cuando esto sucede, se desvía un gran volumen de flujo de sangre de los pulmones del bebé.

  • Aproximadamente 1 de cada 500 a 700 bebés tiene HPPRN. La afección se produce con mayor frecuencia en los bebés nacidos a término o en aquellos que nacen después de la fecha de parto prevista. A menudo ocurre cuando el nacimiento del bebé es difícil.

  • Es probable que su bebé necesite pruebas para detectar esta afección. Estas pueden incluir radiografía de tórax, análisis de sangre y mediciones de los niveles de oxígeno.

  • El objetivo del tratamiento de la HPPRN es ayudar a llevar el oxígeno a todos los sistemas y aparatos del cuerpo de su bebé.

  • Si el bebé no recibe suficiente oxígeno, puede tener problemas de salud crónicos.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.